ARQUITECTURA FINLANDESA – DISEÑO ESCANDINAVO (II)

Finlandia, o dicho en finés, Suomi, es uno de los países que se engloban dentro del llamado diseño escandinavo del que comenzamos a hablar en el blog de ig karratu. Pero para poder entender el porqué de ese diseño necesitamos saber con que tipo de arquitectura estaba relacionado. Es importante tener presente que diseño (de mobiliario) y arquitectura suelen ir de la mano. Por tanto, empezamos con arquitectura finlandesa y tres de sus representantes. A pesar de que uno de ellos es conocido por una gran parte del público, no podemos restarles méritos a los otros dos. Y es que oponerse a los grandes puede tener sus consecuencias.

ALVAR AALTO

Si pensamos en arquitectura finlandesa, probablemente será una de las primeras figuras en las que pensemos, pero ¿qué es lo que caracterizó su obra para que hoy en día todavía se siga hablando de ella?

A Alvar Alto (1898-1976) se le conoce tanto por su faceta de arquitecto como por la de diseñador. Licenciado en 1921 en Arquitectura en la que hoy en día es la Aalto University (sí, hasta aquí llega su influencia), fue seguidor en sus primeras obras del Clasicismo Nórdico, especialmente de Asplund. Sin embargo, son los viajes por Europa que realiza junto con su mujer Aimo, también arquitecta, los que le ponen en contacto con el Estilo Internacional.

Las obras más conocidas de Aalto pertenecen a su etapa Funcionalista, que enfatizaba la horizontalidad, las superficies desnudas y proponí grandes espacios libres, en los cuales estructura y forma no tienen por qué ir de la mano. A esta época pertenece el Sanatorio de Paimio para tuberculosos (1929-1933), cuyo concurso ganó en 1929. Una de las características principales fue la división de las funciones entre diferentes volúmenes arquitectónicos. Situado en el sudeste de Finlandia, Aalto lo diseño mimando hasta el más pequeño detalle y con la clara intención de crear un ambiente animado y sano.

A partir de 1930 sus obras se volvieron más orgánicas y creció el empleo de materiales naturales, lo que dio como resultado espacios más ligeros. En 1938 realiza el Pabellón de la Exposición Forestal, celebrado en Lapua, obra que mejor representa su conexión con la cultura tradicional finlandesa. 

Arquitectura Finlandesa: Pabellón de la Exposición Forestal. Lapua, 1938. Alvar Aalto

Pabellón de la Exposición Forestal, Lapua 1938. Alvar Aalto.

De reducidas dimensiones ( 18 x 14,5 m y altura decreciente desde 4,75 hasta 2,75 m), fue diseñado y ejecutado con rapidez en un entorno boscoso, a juzgar por las fotografías. La fachada continua dibuja un perímetro con formas sinuosas, que parecen no seguir un patrón concreto sino ser fruto de la espontaneidad. Llama la atención el cartel con la inscripción “metsä” (bosque), colgado entre dos árboles de 6 m de alto, que pueden recordar a dos grandes columnas de un templo griego, otrogándole un significado sagrado finlandés: un templo en medio del bosque que auna las características construcciones de este pueblo.

La faceta de Aalto como arquitecto de edificaciones públicas también es interesante, gracias en parte a que tras la guerra ruso-finesa (1944), fue nombrado jefe de la oficina técnica de reconstrucción finlandesa. Entre ellas caben destacar el Ayuntamiento de Säynätsalo (1948-1952), la Universidad de Jyväskylä (1951-1957), y la Casa de la Cultura de Helsinki (1952-1956).

Arquitectura Finlandesa: Universidad Tecnológica de Helsinki. Alvar Aalto, 1942-59.

Universidad Tecnológica de Helsinki. Alvar Aalto. 1949-1952

Sus últimas obras se fueron alejando de este funcionalismo para adentrarse en una arquitectura más propia que retoma sus orígenes como nuevos puntos de partida.

RAILI Y REIMA PIETILÄ

Seguramente mucho menos conocidos que Aalto, aunque no por ello menos interesantes. Reima nació en 1923 en Turku. Su carrera de arquitecto despegó tras ganar el concurso en 1956 para diseñar el Pabellón de Finlandia de la Expo de Bruselas del 58 y, ya en 1959, gana otro concurso: esta vez se trataba del diseño de la iglesia Kaleva en Tampere, Finlandia.

Arquitectura Finlandesa: Planos de la Iglesia Kaleva. Reima Pietilä (1959-1966).

Planos de planta, alzado y secciones de la Iglesia Kaleva.

A partir de 1960 comienzó a trabajar con Raili Paatelainen, también arquitecta, con la que se casaría más tarde y fundarían el estudio “Raili y Reima Pietilä Arquitetos”. A pesar de que a Reima se le adjudicasen la mayoría de los trabajos realizados en el estudio, él no dejaba de recordar el papel que su esposa tenía en el mismo.

Sus obras a menudo se califican de orgánicas y modernas, pero con una crítica hacia los principios habituales de la arquitectura finlandesa de la época; frente al racionalismo, economía y, en ocasiones, un falso organicismo, Pietilä defendía un arquitectura libre y espontánea, dándole suma importancia a la idea, al boceto, al terreno. Para ello, era imprescindible la realización de cuantos bocetos fuesen necesarios hasta dar con el diseño apropiado. Su forma de proyectar se puede estudiar claramente en una de sus obras más representativas. A través de los bocetos realizados para la iglesia Kaleva, Pietilä va desde los primeros croquis (partiendo de la figura iconográfica cristiana del pez) hasta la obtención de su forma definitiva. Está realizada en hormigón y madera, con aberturas verticales de vidrio, que otorgan sensación de ligereza a los altos muros de hormigón.

Arquitectura Finlandesa: Bocetos para la Iglesia Kaleva. Reima Pietilä (1959-1966).

Bocetos para la Iglesia Kaleva.

La otra obra más destacable de estos arquitectos será el edificio del sindicato de Estudiantes en Otaniemi (justo al lado de la Universidad diseñada por Aalto): Dipoli, cuya característica más reseñable es su cubierta. Se trata de una estructura continua creada a partir de un caparazón hueco de hormigón que consigue crear un espacio singular bajo ella, con multitud de posibilidades. Mientras que la crítica internacional mostraba interés en este proyecto, los arquitectos finlandeses se mostraban en total desacuerdo, ya que el proyecto no seguía la corriente racionalista de la época. Los materiales empleados son madera finlandesa, cobre y piedras de la zona. Fue en parte éste posicionamiento crítico de Pietilä, lo que trajo consigo un período de inactividad arquitectónica del estudio durante los 10 años siguientes a la realización de Dipoli.

Arquitectura Finlandesa: Bocetos para Dipoli en Otaniemi.

Bocetos para Dipoli, en Otaniemi.

Reima combinó su faceta de arquitecto con la de profesor ya en la década de los 70, época en la que realizó los edificios gubernamentales de Kuwait , conocidos también como la zona del Palacio de Sief.



Los comentarios están cerrados.